DosViajando
Europa,  Italia,  Viajes

Basilicata en el corazón y en el alma

He viajado mucho y espero continuar haciéndolo en el futuro. No hay viaje más duro que aquel del que se sabe no habrá regreso. Este, lo empecé cuando tenía 19 años para ir a la universidad en Pisa, de allí a trabajar a Ivrea y luego a Bilbao. Después de tantos años y todavía más fuerte con el paso del tiempo, tengo la Basilicata en el corazón y en el alma.

Basilicata en el corazón y en el alma. Es una región de ásperas montañas (46,8% del territorio)

Plan de entrega

He pensado aprovechar la oportunidad que me da este blog para proponer una serie de cuatro artículos sobre la Basilicata.

El primero lo dedico a un paseo virtual en algunos de los lugares claves de mi región tanto para mí como para los potenciales viajeros que quieran descubrir esta tierra dura, humilde, poco exhibicionista, muy paciente y difidente.

El segundo lo dedicaré al fenómeno de los «pueblos vaciados» que desafortunadamente ha afectado la Basilicata también desde hace muchísimo tiempo y por el cual quería proporcionar un enfoque diferente.

El tercer artículo lo dedicaré a mi madre a través de una receta visual de un típico dulce que allí se prepara para las Navidades.

El cuarto y último artículo dedicado a la Basilicata, lo dedicaré a su gente y sobre todo a los mayores que representan nuestra memoria y a la vez nuestra proyección futura.

¿Basilicata o Lucania?

Antes de todo hay que poner en el mapa a la Basilicata. Es una región del Sur de Italia encajada entre la Campania, la Apulia y la Calabria. Es una región de ásperas montañas (46,8% del territorio) y de colinas arcillosas (45% del territorio), pero tiene dos salidas al mar: al oeste en el mar Tirreno y al este en el mar Jónico. El territorio de la actual Basilicata se identificaba originariamente como Lucania cuya etimología puede remontar a los griecos (lykos=lobos) o a los romanos (lucus=bosque sagrado).

En ambos casos, está claro que con la Lucania si asociaba una idea de un territorio misterioso y peligroso y por esto sagrado. Con la decadencia del impero romano, la Lucania fue tomada por los bizantinos que le cambiaron el nombre en Basilicata, quizás porque el entonces “funcionario del rey de Bizancio” era el obispo de la basílica de Acerenza. Este nombre se quedó hasta la época fascista, durante el cual volvió a llamarse Lucania. Con la proclamación de la Republica, retomó el nombre de Basilicata.

Lugares de la Basilicata

Viajamos entonces a la Basilicata en el corazón y en el alma.

Matera: Capital Europea de la Cultura en el 2019, es la ciudad donde nació mi madre y donde pasé gran parte de los veranos de mi infancia. Esta ciudad para mí sabe a nata batida que mi abuela nos dejaba cada mañana encima de la mesa de la cocina en cestitas de cucuruchos, con una cucharita coloreada y erguida en ella. Matera son «i Sassi» en todo su esplendor cuando todavía nadie los conocía, cuando uno podía esconderse en las casas abandonadas y cuando los mismos «materani» los consideraban una vergüenza que era conveniente esconder.

Basilicata en el corazón y en el alma: Matera, capital europea de la cultura 2019

Aquellos que quieran saber más de Matera pueden leer el artículo que publiqué en este blog sobre esta ciudad o visitar la historia visual de Matera en mi web

Pietrapertosa: hace poco escribí un articulo en este blog sobre la Dolomitas… ¡en Basilicata hay también unas Dolomitas! Hay dos pueblos maravillosos en esta comarca: Pietrapertosa y Castelmezzano. En este último se puede tener una experiencia única, atrevendose con el “Volo dell’Angelo”.

Maratea: La Basilicata tiene dos pequeñas salidas al mar; al este en el mar Jónico y al oeste en el mar Tirreno donde se encuentra una perla de la Naturaleza: Maratea. No aconsejo visitarla en Agosto porque está “colonizada” por los “Potentini” (habitantes de Potenza, capital de la región); poder ir entre Abril-Junio o Septiembre-Octubre, permitiría una visita pausada, en tranquilidad y para disfrutar de las bellezas naturales que allí abundan. Tener la posibilidad de usar un barquito para dar una vuelta por su costa y acantilado, sería la mejor manera de visitarla.

Basilicata en el corazón y en el alma: tiene dos salidas al mar

Una tierra de pueblos pequeños

La Basilicata es una tierra de pueblos pequeños conquistados centímetros a centímetro a la aspereza de la Naturaleza que parece no haber nunca facilitado la labor del Hombre Lucano. Pueblos donde se puede percibir la perseverancia, el trabajo duro, la resiliencia. Pueblos sin adornos innecesarios, de una belleza veraz y de una cálida acogida, aunque aparentemente uno puede percibir difidencia. Yo sostengo que quien se abre de par en par desde el momento cero es mucho más peligroso y sospechoso de quien lo hace después de haber “testado” el otro sin tener ninguna preconcepción.

Tengo la Basilicata en el corazón y en el alma y os invito a descubrirla con paso pautado, espíritu abierto y corazón predispuesto a apreciar la belleza pequeña.

Como avance del siguiente artículo os dejo este enlace para ver el avance de un documental bellísimo sobre la Basilicata vaciada que vuelve a vivir. Este mismo documentario lo podéis adquirir o alquilar a un precio realmente conveniente en este enlace.

Basilicata en el corazón y en el alma

22 Comments

Nos encanta que nos hables:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: