Asia,  Ayutthaya,  Tailandia,  Viajes

Ayutthaya

Es hora de desperezarse y emprender el camino hacia Ayutthaya – พระนครศรีอยุธยา.

Os dejamos un video resumen al final.

Nos levantamos tempranito. Tenemos una buena costumbre que es que el día anterior dejamos todo preparado: la ropa que vamos a poner, el calzado, lo que vamos a necesitar… y todo lo demás, guardadito en las mochilas. Así que la aventura empieza rápido. Nos las ponemos encima y salimos en busca del Antiguo Reino de Siam.

Camino Ayutthaya
Caminando sonrientes bajo los primero rayos del sol

Aún está saliendo el sol, aquí es enorme y dorado. Hace calor desde primera horade la mañana. Caminando por la calle, felices, todo nos llama la atención. Montones de cables nos cruzan por encima de la cabeza, tiene pinta de peligroso… pero aquí es habitual verlo.

Vamos con muchas ganas, suponemos que ya oiríais hablar del sitio en un montón de blogs. Ayutthaya es un lugar importante por su historia y reconocido patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Está bañada por tres grandes ríos y cruzada por un montón de canales navegables. De hecho, el centro histórico, donde están la mayoría de las ruinas, es una isla. Nos encanta esto de los canales, poder coger un bote y dar un relajante paseo por ellos, es como de repente estar en otro sitio, lo cambia todo.

Mientras vamos sentados en el tren, un trallecto de aproximadamente dos horas, repasamos lo que vamos a ver al llegar. Os contamos un poco de historia que creemos

que hay que saber antes de ir:

Su antiguo rey ( Uthong ), un simple mercader que se casó con un miembro de la realeza, se trasladó a esta zona escapando de una epidemia. Encontró una isla en medio del río, una gran zona con unas tierras muy ricas y fértiles y allí fundó Ayutthaya. Durante mucho tiempo, Ayutthaya no dejó de crecer y crecer absorbiendo todos los pueblos y reinos que había a su alrededor, llegando a formar la gran nación de Siam.

Vinieron épocas doradas llegando a ser considerada la mayor potencia del sudeste Asiático. Una nación rica y próspera, de gente estudiada con mucha cultura, pero un día… llegaron los Birmanos y con tres ejércitos lograron hacerse con la ciudad y la dejaron totalmente quemada y destruida. Prácticamente no quedó nada de lo que había sido la gran Ayutthaya, pasando estas ruinas, a ser famosas mundialmente.

LLEGAMOS a nuestro esperado destino y después de unos días en Bangkok necesitamos un cambio. Un poco de tranquilidad, por favor. Venimos en busca de la paz interior.

Lo primero, buscar hotel para dejar todo. El calor aprieta ya y andar con las mochilas empieza a ser cansado. Estamos sudando a chorros, todavía no estamos acostumbrados a este clima.

¿Qué hay que ver aquí?

Varios templos en ruinas, varios templos actuales, un mercado flotante…

Camino del hotel…

Cogemos un precioso tuk tuk a la salida de la estación y le decimos que nos lleve hasta la puerta del lugar que teníamos elegido. Contentos, haciéndonos fotos en el tuk tuk, descubrimos que este lugar sigue siendo caótico, lleno de coches y motos. Bueno, no nos desesperemos… nos reímos… hacemos el gesto de relajación con los dedos… y nos volvemos a reír. jajaja

Paramos en una intersección que parecía imposible de cruzar. Coches y más coches pasaban por la carretera principal. Nuestro tuk tuk hacía ademán de cruzar y paraba, una y otra vez. Nos volvimos a mirar y nos dimos la mano.

Aquí nos la comemos

dice Suso

Tras varios intentos fallidos el tuk tuk se echa a andar y….

PPUUUUUUUUUMMMMMMMM

Una moto con tres niños, si tres!!, se abalanza sobre nosotros. La moto y dos de los niños cayeron al suelo y el tercero salió disparado subiendo a nuestro tuk tuk .

Madre mía! ¿Qué ha pasado?

Gritamos

Asustados y temblando nos levantamos y miramos si están bien. Se levantan todos, el conductor del tuk tuk hace una llamada por teléfono y nos dice que esperemos un momento.

¿Qué pasa? ¿Tenemos que esperar? ¿Qué les estará diciendo?

Nos preguntamos

El conductor les está gritando a los niños, pobres, a saber que les dice. No entendemos ni papa y ellos están ahí inmóviles pero como si no les importase.

Entretanto, un tuk tuk para a nuestro lado y nos dicen que subamos.

Suso agarrado con fuerza por lo que pueda pasar

¿Cómo acabaría la historia? Bueno, menos mal que no le pasó nada a nadie. Que alivio. Ya os tenemos explicado que en nuestros viajes, siempre pasa algo: el vuelo de llegada a Madeira, un túnel que se cae cuando estamos dentro… y otras historias que os iremos contando.

Llegamos al hotel, aún con mal cuerpo, dejamos todo en el suelo y nos sentamos en la cama, tenemos que decidor lo que vamos a hacer. A esta hora seguramente el centro histórico de Ayutthaya esté repleto de gente. Será mejor hacer la visita a:

Lad Chado, el mercado flotante en Ayutthaya

El mercado de Lad Chado, en el distrito de Phak Hai de Ayutthaya, es un mercado antiguo que se ha reactivado en los últimos años. La comunidad local y el canal llevan el nombre del pez cabeza de serpiente gigante (Pla Chado).

http://1.bp.blogspot.com/_8cetLAf1Fpc/SxSloijovqI/AAAAAAAAABc/Yx2sA9pgRd4/s1600/spanish_catfish%5B1%5D.jpg

Un pez grandísimo que llega a medir más que tu o que yo, los hay de dos metros. Son casi dioses, respiran tanto dentro como fuera del agua y… están muy buenos! jajaja

Nos cuenta sonriendo el barquero

Este es un mercado con mucha menos afluencia que los que vimos en Bangkok. A parte del mercado, cobra importancia por las casas de madera que hay a sus orillas. Son espectaculares y tienen más de 100 años.

Sale en series de televisión y películas tan conocidas como la de Boonchu y Khwamsuk Khong Kati (The Happiness of Kati ) incluso. jajaja Y tuvo un premio en el 2006 este mercado por su buena construcción y conservación excepcional gracias a los arquitectos siameses.

Continuaba el barquero

La mayoría de los vendedores y barqueros son residentes del lugar con mucho talento en la cocina y en la creación de productos hechos a mano. Existe un museo con documentos que muestran la historia de la comunidad, así como las herramientas de los agricultores y las especies de peces que se encuentran en el canal. Cerca está el templo Wat Dusit Ratchamatcha, también llamado Wat Lat Chado, con una imagen de Buda que se remonta a más de 200 años.

Ayutthaya
AYUTTHAYA celebraciones ancestrales

Una bonita tradición que continúan en este lugar es un desfile en bote donde se lleva a los muchachos jóvenes al templo local para convertirse en monjes novicios. Nos contó también que hay un segundo desfile de botes mucho más grande, cuando los locales llevan velas al templo al comienzo de la Cuaresma budista.

La fruta prohibida, el DURIAN

En la foto Suso apoyado en un durio, árbol muy típico de sudeste asiático, de hecho es originario de estas tierras. Su rica y mal oliente fruta, el durian, es muy apreciada aquí. Ten cuidado si compras una en el mercado porque en algunos hoteles y medios de transporte está prohibido meterlos debido al fuerte olor que desprenden. Realmente es muy desagradable, no sabríamos explicarlo… animal muerto… excrementos…mezclado con queso de cabrales… un poco de pedo… de verdad es inhumano! Lo curioso, es que a pesar de haberse ganado el título de «la fruta más apestosa del mundo» en su interior guarda un sabor dulce con textura cremosa y agradable por eso también es considerada aquí la reina de las frutas. Se toma cruda, cocinada, salda, en dulces…

Ayutthaya
Al riiiiico Durian

Nosotros os animamos a probarla si tenéis la ocasión. Eso sí, buscad un lugar al aire libre para hacerlo.

Ayutthaya
Durians

Aún nos da tiempo así que nos dirigimos a la zona monumental. Esperemos que no esté abarrotado de gente.

De camino, otra vez en el tuk tuk, cada uno de su lado, enfrentados y mirando a todos lados para no perdernos nada.

Impresiona la cantidad de cables que hay encima de las aceras, os aseguramos que esto no es normal. Bueno, encima y en algunas ocasiones tirados en ellas.

Ayutthaya
cables cables y más cables

Llegando ya al lugar vemos gente paseando en elefante. No hagáis esto si venís por favor, estos elefantes están maltratados. Solo hace falta verlos, tristes, cansados, trabajando todo el día para que algún turista presuma de haber montado en ellos. De verdad, solo hace falta mirarlos, con marcas de cadenas sangrando al rededor del cuello y en las patas. ¡Por no hablar del gancho que usan para dirigirlos! Dándole con el golpes detrás de la oreja y haciéndolos sangrar… No voy a explicar más sobre el tema pero os dejo un enlace aquí:

STOP al MALTRATO ANIMAL! Paremos esto de una vez.

Parque Histórico de Ayutthaya

Ayutthaya
Lugares mágicos

Entramos en el parque histórico y esto es IM-PRESIONANTE. Es un parque inmenso, declarado patrimonio de la humanidad. Vamos caminando ya por los alrededores y se ven un montón de templos algunos más enteros que otros… pero impresiona. Parece estar todo bien cuidado. Tenemos mucha suerte y no encontramos mucha gente así que vamos a disfrutar mucho de este lugar.

Ayutthaya
Estatuas vestidas

Que se puede ver?

Wat MahaThat, Ayutthaya

El primer templo que nos encontramos y quizá el más conocido y visitado. En este lugar es donde se encuentra la famosa cabeza del buda entre las raíces de un bodhi milenario. Es una imagen impactante. La vimos en millones de fotos y videos, pero estar aquí delante… os aseguramos que es mágico.

ayutthaya
Cabeza del buda

Primero, un bodhi es una higuera, una «higuera religiosa». Cuenta la leyenda que bajo este árbol, en la india (en Bodh Gaya), fue donde nació el budismo. Cierto día, un conocido príncipe, descubrió lo que era la muerte tras ver un entierro en su ciudad. Decide dejar todo, sus riquezas, sus privilegios y retirarse a la meditación. Una noche, sentado debajo de la higuera, decide no levantarse hasta descubrir la AUTENTICA VERDAD. Protegido por una gran serpiente, enroscada a su alrededor, echa varios días hasta llegar al estado bodhi  (iluminación) convirtiéndose así en El Buda.

Ayutthaya
Suso esperando el estado Bodhi

Segundo, como ya os contamos, esta preciosa ciudad, Ayutthaya, fue invadida por los birmanos. Una de las costumbres que tenían para aterrorizar a los habitantes de los lugares que devastaban era, aparte de secuestrar y matar a multitud de personas, decapitar todas las estatuas que representaban deidades locales.

Dice la leyenda que la cabeza cayó a junto a las raíces del bodhi y este la abrazó y protegió desde entonces.

Y la verdad… es que ahí sigue.

Wat Phra Sri Sanphet, Ayutthaya

Ayutthaya
Esto es precioso

Tres preciosas estupas que guardan las cenizas de tres importantes reyes de la época de esplendor en Ayutthaya. Importante en su momento por ser el templo más grande y sagrado del antiguo palacio real y por tener en su interior un gran buda de 16 metros cubierto totalmente por oro, oro que se llevaron los birmanos.

Wat Phra Ra, Ayutthaya

Ayutthaya
Parece que estamos en una peli

Un lugar precioso, situado al borde del agua y rodeado de vegetación. Dicen que fue el primer templo construido.

Wat phanan choeng, Ayutthaya

Ayutthaya

En cuyo interior se guarda una gran estatua de buda dorada de 19 metros nada más y nada menos.

Hay más templos, tanto dentro del «recito» que configura el parque historico como desperdigados por la ciudad. Os dejamos más fotos de este maravilloso lugar.

Video resumen
Ayutthaya
Templos sacados de un sueño al atardecer

Ya cansados de este día tan intenso, volvemos hacia el hotel. No teníamos pensado patear tanto hoy pero al final dejamos todo visto aquí así que es muy seguro que mañana aprovechemos y vayamos a descubrir otra ciudad.

Un beso a todos bloguefamilia! Ahora viene lo mejor. No os lo perdais.

Somos dos chicos que se conocieron hace 15 años y nunca más se separaron. Los dos descubrimos muchas cosas en común, como la pasión por conocer sitios nuevos, la naturaleza, los animales... la aventura... Siguenos, estaremos encantados de contartelo.

7 Comments

Nos encanta que nos hables:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: