Asia,  Bangkok,  Tailandia,  Viajes

Bangkok, la Jungla de Asfalto

Muy buenas Bloguefamilia, que tal todos? Esta foto, resume como acaban nuestros días en Bangkok.

OMG! BANGKOK!

Cansados, muertos, doloridos, somnolientos, sudorosos, deshidratados… ¡En resumen! ¡Que estuvo muy bien!

Que conste que no nos gustan nada las ciudades, sobre todo las grandes y esta es inmensa. Desde luego… tiene algo que la hace muy especial y no sabemos que es. De todos modos, si nos preguntáis, no creemos que sea el mejor lugar en que perder los días de vacaciones si venís con el tiempo justo.

Nuestras madres, cada vez que saben que vamos de viaje quedan preocupadas:

¿A dónde vais? ¿Es seguro? ¿Qué vais a hacer? ¿No será peligroso no? ¡Tened mucho cuidado! ¡A ver donde os metéis!

Dice mamá

Nos gusta la selva, los animales salvajes, el buceo… cosas que aunque nosotros no consideramos peligrosas, ellas sí. Tenemos que empezar diciendo que esto, esto ¡si es peligroso! ¡Bangkok es una Jungla! ¡En toda regla!

Bangkok

NO es que sea enorme… NO. ¡Lo siguiente! Caravanas interminables de coches, motos por todos lados y en todas las esquinas (¡hasta en la sopa!), ruido, centros comerciales más grandes que pueblos que conocemos, pueblos sobre el río, mercados sobre el río, vías del tren que atraviesan mercados, mercados en medio de las calles… Es como otro planeta, en serio!

Bueno, no nos malinterpretéis, que para nada es un lugar del que escapar. Tiene muchas cosas que ver y si te gustan las ciudades puedes echarte días y más días sin aburrirte de ver cosas, museos, calles peculiares, negocios absurdos, canales por los que puedes navegar, rascacielos de infarto…

Bangkok
Comida Callejera

Lo mejor que puedes hacer y para empezar, es comprarte una bolsa de ricos insectos en plena calle o unos pinchos morunos de escorpiones y prepararte para pasear. Bangkok, está llena de impresionantes templos budistas, el reclinado, el de oro… de mercados… de gente sonriente…

Cultura

El gran Palacio Real de Bangkok

Al igual que la gran mayoría de guiris, creemos que una de las visitas indispensables es el palacio real. Te aconsejamos que guardes unos saltamontes para verlo detenidamente.

Es un lugar enorme y espectacular. Está dividido en varias partes, muchas de ellas todavía privadas y que no se pueden visitar. Es en si una pequeña ciudad dentro de Bangkok. De hecho, vivían en su interior miles de personas, llegando a tener incluso sus propias leyes diferentes a Bangkok.

bangkok palacio real
Tuk tuk en el Gran Palacio

No sabemos si contarlo aquí… o en una vez lleguemos a las ruinas de Ayuttaya. Es algo que nos contaron y nos pareció muy curioso. El rey Rama I, el que ordenó construir este lugar y debido a la falta de materiales que tenían mandó derruir gran parte de la antigua capital (la preciosa Ayuttaya) para poder aprovecharlo en esta construcción.

Bangkok
Gran Palacio

Armaos de paciencia si venís a visitar esta grandiosidad porque está abarrotadísimo de gente.

El buda Esmeralda

Algo que tendréis que ver aquí, en el gran palacio, es el Buda Esmeralda (Youtube), sin duda la estatua del buda más venerada y sagrada de toda Tailandia. No es grande como otros budas, solo 45cm y no está tallada en esmeralda como puedes pensar si no, en jade verde. Su importancia radica en que se cree que es la estatua de un buda más antigua.

La verdad es que esta pequeña estatua tiene toda una historia por delante junto con un montón de leyendas. Creada en la India donde permaneció más de 300 años, llevada a Sri Lanka, pasó por Birmania, estuvo en Camboya, Laos, Ayuttaya, Chiang Ray… lugar donde fue escondida en un templo por el gobernador y cubierta por una gruesa capa de yeso.

Pero la historia continúa. Un día de fuerte tormenta, un rayo cayó sobre la pagoda descubriendo la estatua de nuevo. El rey de Chiang Mai envió a todo un ejército para transportarla a su ciudad pero el elefante que la llevaba insistió en tres intentos en llevaron a Lampang. Considerando esto un mal presagio… o una señal divina… el buda se quedó en esta ciudad un tiempo hasta que finalmente fue trasladado de nuevo.

Los muchos mercadillos

Mercadillos

Coge aire y pásate por uno de los cientos de mercados que hay en esta ciudad. Son de lo más variopintos, desde flotantes como el de Damnoen Saduak, un mercado enorme en el que puedes encontrar de todo, desde suvenires a ropa, comida… todo lo que se te ocurra y sin bajar de la barca. El recorrido comienza en plena naturaleza y van apareciendo preciosas casas de madera hasta que llegas al propio mercado, abarrotado de gente y barcas.

Bangkok canal
Mercado flotante Damnoen Saduak

Otro muy curioso, casi surrealista es el de Mae Klong que cada vez que suena la sirena todos recogen sus tenderetes para dejar pasar al tren. Dicen que el mercado estaba ya mucho antes que las vías del tren y la gente se negó a moverse de allí. o incluso el más grande de toda Tailandia.

Os aseguramos que los hay para todos los gustos y paseando por la ciudad en busca de ellos te cruzaras con todo tipo de puestos ambulantes, los que venden rica comida, objetos súper curiosos que no sabemos ni para que son, coloridas cabezas de dragones… de verdad, cualquier cosa. ¡Y no os olvidéis de regatear! ¡Aquí está a la orden del día!

Un lugar mágico

Chinatown

Acércate hasta Chinatown, cambia totalmente con la hora del día, te encontrarás mercados por la mañana y sitios donde cenar en plena calle por la noche. Tendrás para entretenerte todo el tiempo que quieras. Lleno de puestos y tiendas, podrás encontrar museos, templos, teatros…

Bangkok China Town
China Town

Es uno de los barrios chicos más antiguos del mundo. Conocido en un principio por sus fumaderos de opio y venta de objetos robados o incluso por la prostitución pero hoy en día cambiado radicalmente, os aseguramos que es espectacular.

Si te gustan las ciudades… esta te va a encantar. Nosotros… las odiamos y a Bangkok incluso estuvimos a punto de cogerle cariño. Es enorme, singular, especial, llena de sorpresas en cada esquina, con sus infinitas caravanas y multicultural como ninguna otra que hayamos conocido.

De lo que estamos seguros es que no os dejará indiferente.

Después de estos días aquí, no podemos ni movernos del cansancio acumulado. Pero el siguiente lugar… va a ser más especial todavía… Que… ¿A dónde vamos? ¡Síguenos! ¡Pronto lo verás!

De momento… ¡a descansar!

I need you so that I could die I love you so and that is why Whenever I want you, all I have to do is Drea-ea-ea-ea-eam, dream, dream, dream

21 Comments

Nos encanta que nos hables:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: