Anuncios
Europa,  Portugal,  Viajes

Camino a las MiniCasas de SANTANA

Muy buenas bloguefamilia! Hoy de camino a las MiniCasas de Santana, descubrimos un montón de pintorescos pueblos costeros por todo el norte de Madeira.

Os dejamos un pequeño video del camino hacia Santana. Hacemos otro trocito de costa para seguir con la vuelta a esta maravillosa Isla de Madeira. Ya no nos queda prácticamente nada por ver aunque si muchas cosas que contaros sobre ella. Ya que hubo visitas y lugares espectaculares que aún no os descubrimos.

¿Visteis que montañas? ¿Impresionan e?

Porto da Cruz

Lo primero que encontramos es un pueblecito llamado Porto da Cruz. Pertenece aún a Machico y hoy empezamos la ruta desde este maravilloso lugar.

Es un bonito pueblo lleno de pequeñas calles en forma de zigzag y casas blancas con jardines de rosas. Hay esquinas realmente preciosas.

La fama de este pueblo se la da sin duda su rico vino. Durante el desayuno, nos contaron que es en el mes de septiembre, después de la vendimia, cuando hacen una gran fiesta en el pueblo.

Lo que sin duda llama la atención una vez que emprendes el camino de aquí a Faial es a:

Penha d´Águia

Esta es una de las rocas más emblemáticas de la isla. Solo verla, impone. Es una mole de piedra pegada al mar y cubierta de verde.

Camino a las MiniCasas de Santana
Penha d´Águia

Hay un precioso sendero que llega a su cima pero este si es complicado, con una fuerte subida y terreno muy resbaladizo y creemos que no será lo más adecuado para hacer con un brazo roto. Desde luego, en otra ocasión que vengamos este será un trekking obligado. ¿Os imagináis que vistas tiene que haber desde ahí arriba? A parte que es una ruta muy poco concurrida comparándola con otras de la isla ya que para esta hay que estar más preparado. Seguro que estar ahí arriba… es para flipar.

Pena da Aguia
Alberto en el mirador
Suso en el mirador

Aun por encima, la vista de esta espectacular piedra nos acompaña gran parte del camino, se ve desde todos los lados como queriéndonos dar envidia y animándonos a subirla.

De camino a Santana hacemos otra parada en un pequeño pueblo llamado

Faial

Su nombre proviene de un árbol que antiguamente abundaba en la zona, el “Myrica faya” o comúnmente llamado haya, famoso por su buena madera.

Fue un pueblo de agricultores, en sus inicios de caña de azúcar y hoy en día nos hemos fijado que abundan las anonas como las llaman aquí. Así que compramos un par en uno de estos chiringuitos improvisados que los lugareños montan en la cuneta con deliciosa fruta. Las anonas son las chirimoyas y la verdad es que aquí tienen un sabor espectacular.

Seguimos el camino y hacemos otra pequeña parada, nos hemos encontrado con unos molinos en ruinas al borde de un arroyo y un chico sentado en las piedras nos contó que justamente es lo que queda de la época dorada en la que cultivaban la caña de azúcar. Sentados a su lado, empezamos a charlar.

Nos cuenta que aquí los ríos, aunque parezcan tranquilos, con las lluvias se vuelven poderosos y son capaces de arrastrar lo que se les ponga delante. La primera iglesia que construyeron aquí en Faial estaba al lado del río y… ¿Adivináis que pasó? Por delante se la llevó.

Seguimos el camino y hacemos otra pequeña parada, nos hemos encontrado con unos molinos en ruinas al borde de un arroyo y un chico sentado en las piedras nos contó que justamente es lo que queda de la época dorada en la que cultivaban la caña de azúcar. Sentados a su lado, empezamos a charlar. Nos cuenta que aquí los ríos, aunque parezcan tranquilos, con las lluvias se vuelven poderosos y son capaces de arrastrar lo que se les ponga delante. La primera iglesia que construyeron aquí en Faial estaba al lado del río y… ¿Adivináis que pasó? Por delante se la llevó.

Os invito a ver la nueva, fueron listos y la construyeron más apartada jajaja pero un incendio la arrasó también dejando solo las paredes de fuera. No ganamos para iglesias en este lugar. La nueva, la que tenemos ahora, yo mismo ayude a levantarla.

Dice el chico
Camino a las MiniCasas de Santana
Iglesia Faial

Seguimos la carretera a lo largo de la costa de Camino a las MiniCasas de Santana. Las vistas son preciosas. Conducimos por todo el borde del acantilado y en ocasiones no hay ni un quitamiedos que te separe del embravecido mar.

Camino a las MiniCasas de Santana
Tierra a la vistaaaaa… SANTANA

Santana

Es un pequeño pueblecito al norte de Madeira. ¿Qué tiene de especial? Pues que es un lugar muy pintoresco, sobre todo por las famosas palhoças, unas pequeñas casitas súper cucas con techo de caña. Ahora que están de moda las mini-casas… estas son preciosas.

Preciosa casa típica en SANTANA

Todas prácticamente iguales, con su forma triangular, sus puertas y contras de madera, dos ventanas en la parte baja a cada la puerta y otra encima, pintadas de blanco, azul y rojo y un tejado hecho de paja que prácticamente llega al suelo. Y sobre todo rodeadas por sus jardincitos de flores tropicales, hortensias, orquídeas, corazones de proteas, azucenas, tarros llenos de coloridos jazmines…

Menudos jardines
Nos vamos a consturir una de estas

Nos acercamos a un par de ellas con idea de hacernos una foto y de paso intentar echar un vistazo dentro a ver si alguien vive ahí, con cuidado ya que nos digeron que hay muchas habitadas. Las casas por dentro, a pesar del aspecto pequeño que tienen desde fuera, se ven muy amplias. Incluso algunas tienen dos pisos con unas pequeñas escaleras de madera que suben al piso de arriba.

Levada as Queimadas

Caldeirao Verde

Una ciudad muy bonita que además tiene el aliciente de que muchas de las levadas más impresionantes salen de ella. Un ejemplo es la de las Quiemadas que atraviesa 12 km por unos parajes increíbles por medio de un bosque laurisiba antiquísimo hasta llegar a el caldeirão verde toda una preciosidad de cascada que cae desde los 100m de altura. Os recomendamos hacer este sendero que discurre por el corazón de Madeira, pasareis por túneles escarbados en la propia piedra, montañas escarpadas, vistas de infarto…

Consejos para hacer este trekking:

  • lleva linterna, en los túneles te harán falta
  • buen calzado
  • chubasquero
  • lleva bañador, puedes meterte aunque el agua está congelada

Nos resultó un poco más complicado de hacer que el de «a levada das 25 fontes» pero aun así, es muy fácil. De verdad, si venís a Madeira no dejéis de hacerlo.

Nos despedimos de este lugar tan mágico y volvemos al coche en busca de más lugares que conocer de «camino a las MiniCasas de Santana»

São Jorge

Arco de Sao Jorge desde mirador as Cabanas

Otro pequeño pueblo costero del norte de Madeira. Las vistas que te encuentras de camino son preciosas. Tiene mucha fama por la iglesia (que no vamos a visitar) y por las ruinas de los antiguos molinos de azúcar de caña que están a orillas del mar en Calhao de São Jorge.

Viejas ruinas, fábrica de aúcar

Si os gustan las plantas y en especial los rosales, en este pueblo se encuentra una de la mayores colecciones con casí 2000 especies diferentes (existen más de 30000 según la wikipedia)

Hora de comer con la ESPETADA

Pontadelgada

Vistas de Ponta Delgada desde la carretera

Ya de vuelta, antes de llegar a Funchal pasamos de nuevo por a Serra da Agua por donde la carretera discurre entre dos grandes paredes de piedra y pegada a un río.

Serra da Agua e Boca da Encumeada

Se acaban nuestras historias en Madeira y también nuestros días en esta preciosa isla, EL JARDÍN DEL ATLÁNTICO.

Sin duda volveremos a hablar de ella al mirar las fotos que nos quedan y empecemos a echarla de menos. Una Isla que nos encantó por sus colores, pos sus aromas, por su mar, sus ricas comidas…

Anuncios

Somos dos chicos que se conocieron hace 15 años y nunca más se separaron. Los dos descubrimos muchas cosas en común, como la pasión por conocer sitios nuevos, la naturaleza, los animales... la aventura... Siguenos, estaremos encantados de contartelo.

14 Comments

Nos encanta que nos hables:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: