Europa,  Portugal,  Viajes

SEPULTADOS

Que tal bloguefamilia! Después de las caminatas de las 25 Fontes nos entró el hambre. Así que nos pusimos en marcha de furado en furado hacía Sao Vicente, otro pueblecito costero que no vimos aun y que creo tiene unas grutas y unas vistas impresionantes.

Primero, la explicación: como ya todos sabemos otra característica de la MACARONESIA (haz clic en el nombre si no sabes de que va) es que estos archipiléagos son de origen volcánico, claramente se ve por la orografía de cada uno de ellos.

Un archipiélago de origen volcánico

Esta es una visita obligada ya que viendo estas majestuosas cuevas comprenderemos cual fue el origen de esta preciosa y abrupta isla. Estas «tuberías» se formaron hace ya 890000 años. ¡Casi nada! Tras una fuerte erupción volcánica que descendió hacía el mar, lo que provocó la parte de fuera se enfriase mucho más rápido y se solidificase mientras que el interior quedó hueco. Así se formaron estos impresionantes túneles que dejan a la vista el nacimiento o la historia de una preciosa isla como es Madeira. Dentro de ellos te encuentras pequeños lagos de agua transparente, ríos de lava…

A ver como salen las fotos en el interior porque con esta cámara y poca luz…

De camino y viendo las laderas de las montañas, nos paramos a pensar como la gente se pudo adaptar a vivir aquí, en pleno acantilado, con las casas prácticamente colgando sobre la nada. ¿Os imagináis el esfuerzo que tienen que hacer para llegar con la bolsa de la compra? o ¿subiendo y bajando para ir al cole? o ¿cuidar de sus fincas? ¡Para flipar! ¿Tú podrías? ¡Acordaos de las fincas debajo del Cabo Girao antes de haber el telesférico! Estos Madeirenses están echos de otra pasta.

Los furados

Túnel tras túnel nos vamos acercando a nuestro destino.  Fijaos en las paredes que están escavadas directamente en la piedra, algunos sin luces, otros inmensos que parecen no tener final. Escarvar todo esto debió de ser una tarea titánica.

Como dato, decir que en esta pequeña isla hay más de 200 túneles y que hay más de 40 escavados directamente en roca viva, estos últimos son llamados «los FURADOS». Madeira es como un queso Gruyére.

De furado en furado hacia Sao Vicente
Medio FURADO, los hay peores

Enseguida llegaremos de furado en furado a Sao Vicente y lo primero será buscar un lugar para comer. La zona es preciosa.

Y llegamos.

Sao Vicente, un pueblo con encanto

Un pueblo entre montañas y a orillas del mar, con mucho en canto como todos aquí. Es un pueblo muy pintoresco de casas antiguas pero muy bien conservadas con las calles empedradas y una preciosa iglesia en el centro.

Descubrimos una pequeñita capilla donde y un chico nos cuenta que fue donde se apareció un Santo, el que dio nombre a la ciudad: San Vicente.

Pequeña capilla

La playa aquí se nota que está en la zona norte, grandes olas y fuerte viento la azotan continuamente. Se ve gente practicando windsurf y surf.

Después de la comida y este rápido paseo por la zona nos dirigimos a las cuevas. No cogemos guía pues vamos con prisa para poder llegar al Pico do Arieiro.

Las grutas

Menudo sitio. Es espectacular. El recorrido no es muy grande, unos 700 metros más o menos. Lo primero que nos llama la atención al entrar es la temperatura, no hace ni frío, ni calor. No hay termómetro pero intuimos que unos 18 grados bien. Lo segundo son las plantas, aquí dentro hay helechos y musgo.

Cuevas Volcánicas

-¿Ves Alberto? Necesitábamos un guía que nos introdujese un poco en el tema. ¿Cómo llegaron aquí estas plantas?

-Está claro, el agua ¿no ves las charcas?

-Estos son manantiales, el agua no se mueve. ¡¡Mira que transparentes!!

-Pues el viento… lo dudo… Aquí no hay ni pizca. Alguien las planto para hacernos hablar.

La verdad, es que vamos alucinado. Esto es precioso. Que cosas tiene la naturaleza.

A la entrada nos fijamos y hay como tres galerías:

  • Lago dos desejos
  • Bolo de lava
  • Bloque errante

 Os dejamos un enlace al Centro de Vulcanismo y las grutas, solo teneis que pinchar encima, encontraréis videos, dirección…

Volvemos a emprender el camino.

Gira por aquí Suso, seguro que llegamos antes.

Dice Alberto

Sepultados en un Furado

Y allá vamos. Curva tras curva y túnel tras túnel camino de Pico do Arieiro. Los paisajes son espectaculares. Madeira es una selva. El verde es el color dominante cada vez que vamos en coche. Y las flores en las cunetas nos dejan alucinados! jajaja 

Entramos en un FURADO (tunel escavado en la roca) y cuando ya veíamos la salida….

BRRRUUUUUUUUUUUMMMMMMMM!

La boca del túnel se derrumba ante nuestros nosotros. Un escalofrío recorre nuestro cuerpo y frenamos de golpe. Nos asustamos muchísimo. No solo por ver como las piedras van cayendo y tapando la salida sino por el ruido! El estruendo fue tan fuerte y que parecía no tener fin rebotando de una pared a otra…

¿Qué hacemos? ¿Salimos corriendo?

Intenta dar la vuelta, en el coche estamos más seguros.

Rápidamente queremos maniobrar pero nos damos cuenta de que es imposible con la carretera tan estrecha. No hay espacio suficiente. ¿Qué hacemos? Allí hay dos coches parados también. Creo que lo más seguro es quedarse aquí. Dame la mano cariño… estoy temblando. Tras un buen rato, medio en shock sin saber bien que hacer, si todo se viene abajo o que nos va a pasar…. empezamos a escuchar un fuerte ruido de nuevo… Dios! ¿Esto no se va a acabar?

Salvados

Pero la luz se hizo! En la carretera, cerca de la salida del túnel había dos máquinas trabajando en la carretera y viendo lo que había pasado rápidamente empezaron a quitar las piedas.

Como es lógico, no tenemos muchas fotos de esta parte. Solo cuando «vimos la luz al final del túnel» se nos acordó coger la cámara.

De furado en furado
Obreros ya acabando de quitar las piedras

WOOOOOWWW! Que mal lo hemos pasado! Otra aventura más para contar de nuestros viajes. Pero… como esta… que no haya más por favor.

Por fin salimos, ya podemos respirar. Que agobio, que estrés, que miedo… Dejamos Pico Arieiro para otro día. Nos vamos al hotel a descansar. A llamar a nuestras familias y olvidarnos de lo que ha pasado. Y por favor… que no nos encontremos más túneles de aquí a Funchal. 

Nos despedimos Bloguefamilia!

¿Alguna vez os a pasado algo así estando de vacaciones? ¡Contárnoslo!

Somos dos chicos que se conocieron hace 15 años y nunca más se separaron. Los dos descubrimos muchas cosas en común, como la pasión por conocer sitios nuevos, la naturaleza, los animales... la aventura... Siguenos, estaremos encantados de contartelo.

5 Comments

Nos encanta que nos hables:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: